martes, 14 de diciembre de 2010

Yo No Se Misis San Juan

Los años noventa invadió al mundo con un movimiento llamado el “New Age”. Ciertas maneras de pensar que buscan la igualdad entre personas diferentes se diseminan por el país. La Asociación de Ser ha aprovechado este medio y junto con unas llamadas técnicas publicitaria ha lanzado una nueva manera de vernos con símbolos. Mucha gente dice que somos iguales con el innovador lema “Somos ='s”. Lo llevamos en el dedo, la muñeca o en el corazón. La comunidad geriátrica de Puerto Rico está siendo discriminada, pero en la calle este discrimen es mucho más evidente que en cualquier otro lugar. Son lentos, ya sea guiando o caminando o tal vez ese es su paso normal, pero con calma se llega a Roma, al cielo, Monte Olimpo y hasta para el centro comercial.

Un domingo, andaba estacionada en los estacionamientos de impedidos. Veo acercarse una señora vestida de punta en blanco. Sus manos, su cuello y sus orejas estaban atestadas de perlas. Cartera de diseñador, zapatos de diseñador, en fin hasta sus suspiros eran de diseñador. El pelo estupendamente acomodadito, ni un pelo fuera de sitio, el aerosol y la secadora se encargaron de hacer su trabajo. Era rubia, pero algunas hebras en sus raíces provocaban dudas sobre su color natural. Elegante, por lo menos en porte, caminar y vestir. El color de su cuello era hasta más oscuro por el maquillaje pero si así era feliz pues que no cambie por nada ni nadie. Tendría entre unos 60 a 65 años mal tasados y la encontré muy guapa.

Lanzó un comentario al aire pero lo suficientemente alto como para que la escucháramos. En cuanto abrió la boca su elegancia desapareció. -"Que cojones tiene la gente, hace uso de los parking de impedido". Que por cierto a mi no me impide nada. Rápidamente luego de una ojeada quedé mal tasada como una jovencita de 17 y me encontró muy desconsiderada. Me pregunta: "-¿Usted es impedida?” Claro mija, mira el carnet está bien grande, la silla está ahí. ¿Necesita alguna otra prueba? Poco me faltó para ladrarle esos pensamientos, pero inhalo paz y le digo: "Si señora yo soy impedida".



Luego se pone a hablar y dice: -"Pero que cojones estos hijos de la gran puta, son unos cabrones... palabra fea, maldición, palabra soez, bip etc., su repertorio de palabras soeces me dejó sorprendida. Su modo de hablar era peor que el de (inserte aquí cliché de personaje malhablado de la cultura puertorriqueña) y bien podría ser mi abuelita. Pero no sé de su situación, quizás es peor que la mía, a lo mejor la suya es mental no sé, tal vez son los medicamentos que la tienen un poquito desorientada, el punto es que no sé qué le pasa

Le pregunto: -“Pero, ¿usted es de aquí de Caguas?" Me contesta: -"Nada que ver, yo soy de San Juan”. Como si allá no pasaran estas cosas Miss San Juan. Ella hablaba y hablaba y por mi mente sólo pasaba: Los problemas no se van hablando. Es muy fácil que las cosas estén mal y de acuerdo con la ley de Murphy es muy probable que así sean. Pero y ¿qué vamos a hacer Miss Sanjuan? ¿Desquitarse con los jóvenes que tienen algún tipo de impedimento? Bueno no sé usted pero yo estoy así pues porque vi un tipo bien lindo y de la impresión me quedé parapléjica! Yo lo escogí. Quiero vivir así, Me encanta cuando la gente llega a conclusiones sin bases de que porque soy joven me busqué un accidente, que de seguro iba borracha, empepá y en motora cosas que evidentemente no son ciertas. Usted Miss San Juan, ¿escogió lo que le pasó?

En Roma los ancianos eran respetados y eran vistos como fuentes de sabiduría, conocimiento y madurez. Miss San Juan me enseña a gritar y maldecir cuando las cosas no son de mi agrado. Divagando en mis pensamientos andaba cuando de repente como si adivinara mi sentir me comenta: "Yo de esto yo sé, si yo estudié.” Yo sé de lo que estoy hablando" Pero Miss San Juan, para las injusticias no hay que estudiar, si hay muchos nenitos nenitas que no estudian por que no tienen el dinero o sus padres están muy ensimismados en sus propios placeres como para ocuparse de las necesidades de su prole y así mismo están viendo la injusticia.

Pero solo se habla, como usted, pero ¿usted hizo algo para cambiarlo? No sé. La gente cree que viene un revolucionario y lo que quiere es agitar las cosas y no hacer nada, Miss San Juan "...es cambiar lo establecido, dar al mundo una esperanza, algún sentido, es sanar al enfermo al herido" bonitas palabra que se las lleva el viento, cuando no son fijadas en cimientos fuertes. Puede ser que usted está enferma, yo estoy herida pero no por eso me quedé hablando sobre el discrimen.

Nuevamente las palabras se las lleva el viento, di lo que haces y has lo que dices, si sólo quieres hablar pues vive y deja vivir. Se lo quería decir más sin embargo su problema tal vez sea mayor que el mío. Yo no sé por eso no le dije nada Pero hay que expresarse.

Y es que Miss San Juan no tiene problemas con la libre expresión. Ella quiere que todos pongan atención a lo que pasa allí. Que hay una jovencita en el codiciado estacionamiento azul, pero que no pasa nada pues la niña tiene carnet. Miss San Juan, usted puede caminar, usted no tiene un andador, silla d ruedas, brackets o algún otro aditamento para poder andar por el mundo. Como he visto yo a personas de su edad, de menos y mayor, y no andan quejándose. Miss San Juan se pregunta: -“¿Qué nos pasa Puerto Rico? Y la jovencita mal tasada responde que la verdadera pregunta que corresponde a nuestra situación no es que nos pasa sino: -“¿Qué hacemos Puerto Rico, por qué estamos así? ¿Qué debemos hacer para que deje de ser así?

2 comentarios:

  1. Muy cierto. Es increíble como la gente juzga sin saber, habla sin conocer, llega a conclusiones sin tener la certeza. Lo más triste es que los prejucios los tenemos todos, sólo que algunos son peores que otros.

    Hay un refrán que dice "La mona aunque se vista de seda, mona se queda". Miss San Juan puede vestir de boutique, ir a beauty mas caro y vivir en La Capital de PR pero su interior prejuicioso no hay quien lo oculte y esa boca sucia deja ver lo que hay en su alma. Que pena con ella.

    ResponderEliminar
  2. Wow. Tengo un hermano que es ciego legal. A veces lo acompaño a sus compromisos y cuando nos pasan en las filas la gente se pone a murmurar y a decir unas cosas que dan ganas de... bueno, ya te imaginas. Un dia por poco pelea con un tipo, le gritó...¿usted cree que yo escogí nacer así, más que para que me pasaran al frente en una trapo de fila? Hay tanta desconsideracion. Te felicito por tu blog. Seguiré leyendo.

    ResponderEliminar

Interpretaciones